Estos días, muchas personas buscan dónde cenar en Alcobendas el Día de los Enamorados. Otras reniegan de su comercialización y piensan que no necesitan un día marcado para disfrutar de una cena con su pareja. En cualquier caso, siempre es interesante saber la procedencia de ciertas tradiciones.

Algunos detractores del Día de San Valentín alegan que es un invento comercial con la finalidad de hacer caja. Existen datos que refuerzan tal creencia. Por ejemplo, Galerías Preciados introduce esta costumbre en España en 1948. Sin embargo, hay que matizar. Si bien supieron sacar partido, esta fiesta no fue un invento de los grandes almacenes, como afirman con frecuencia. Puedes pensar dónde cenar en Alcobendas en san Valentín sin temer caer en ninguna manipulación comercial.

En los tiempos de la fundación de la ciudad de Roma, se celebraba la lupercalia. Muchos han querido ver en ella una fiesta de amor pagano, pero, en realidad, tampoco tenía que ver con ello. Se trataba de una fiesta un poco salvaje dedicada a la purificación del espíritu mediante azotes a la población, entre otras cosas.

En el año 496, el papa Gelasio I la prohíbe, pero no sustituye una fiesta de amor pagano por otra de amor cristiano como a veces se ha dicho. De hecho, ni siquiera la Iglesia católica dispone de muchos datos de san Valentín como personaje histórico.

La vinculación de san Valentín con el amor se gesta en la Edad Media. El escrito más antiguo que se conoce que efectúa dicha vinculación es el poema: "El parlamento de las aves" de Geoffrey Chaucer, escrito a finales del siglo XIV. Es a partir de la literatura y del concepto medieval del amor cortés cuando se extiende hasta nuestros días.

En Restaurante El Vidueño esperamos que te haya resultado interesante este post y deseamos que disfrutes de todas tus cenas en la mejor compañía.